Viñedos de Páganos es una moderna bodega ubicada en la villa medieval de Laguardia, situada en la sub-zona de Rioja Alavesa, próxima a los 600 m de altitud, un entorno rodeado de dólmenes, yacimientos arqueológicos, ermitas y vetustas iglesias medievales.

La bodega comparte espacio con el excepcional viñedo llamado El Puntido, vocablo antiguo con significado de descansillo, semejante a la terraza que forma éste entre la Sierra de Cantabria y la depresión del rio Ebro. La zona se encuentra bajo la influencia de un clima Atlántico con matices de Continental, al abrigo de los fríos vientos del norte gracias a la Sierra de Cantabria. Los suelos de esta propiedad, de textura arcillo-calcárea o franco-arcillosa con una elevada presencia mineral, confieren al viñedo, y por lo tanto al vino, un singular carácter mineral de extraordinaria personalidad. Bajo él, un subsuelo de roca arenisca, donde las raíces se introducen aprovechando al máximo cada hueco. La variedad Tempranillo, perfectamente adaptada a estos suelos, expresa en los vinos el terruño en el que se encuentra plantado el viñedo.

El viñedo se encuentra una tenue ladera de 25 hectáreas orientada hacia el mediodía plantada en espaldera en 1975 con la variedad Tempranillo sobre un suelo franco-arcilloso con un subsuelo de roca arenisca. Gracias a una limitación de rendimientos y a una cuidadosa vendimia artesanal se elabora el vino El Puntido.

Muy cerca de allí se encuentra La Nieta, una pequeña parcela de 1,75 hectáreas ubicada en un suelo franco de escasa profundidad y espesor en la que también se obtiene la variedad tempranillo. Con unos suelos más pobres que los de El Puntido y un microclima completamente diferente, y tras someter a la vid a un escaso vigor y a una producción de manera natural, se obtiene un fruto de gran calidad con el que se elaborará el vino La Nieta.