El sueño hecho realidad

Con el otoño llegó la vendimia y esta tierra pudo, por fin, acariciar su sueño; uva obtenidas mostraban un carácter y personalidad incomparables y, tras madurar en el silencio y la soledad de la bodega, se convirtieron en uno de los grandes mitos de la historia del vino. Había nacido Vega Sicilia.