Partimos de un convencimiento, “sólo con las mejores uvas se pueden elaborar los mejores vinos“, de ahí nuestra obsesión por el viñedo.

En el corazón de Rioja Alavesa, aquí están nuestros viñedos, abrigados por la Sierra Cantabria. Sin duda, una de las mejores zonas vinícolas del mundo. Las viñas, en su mayor parte de pequeña superficie y avanzada edad, se caracterizan por estar situadas en tierras de origen arcilloso calcáreo de escasa fertilidad, en su mayor parte en laderas y terrazas, con un microclima ideal y una orientación que las hacen únicas.

Como resultado de estas condiciones, obtenemos bajas producciones, racimos y uvas de pequeño tamaño pero una excelente calidad. Son necesarias casi 900 parcelas para poder completar las aproximadamente 400 hectáreas entre viñedo propio y controlado por la bodega.