En el Molino de La Boella elaboramos nuestros aceites de oliva de categoría Virgen Extra, fruto del trabajo de la tierra, de una minuciosa selección y seguimiento exhaustivo del crecimiento de los olivos, y de un sistema de cultivo superintensivo.

La Boella es una finca almazara edificada sobre bases prerrománicas documentada desde el siglo XII que tradicionalmente ha mantenido el cultivo de la aceituna y de la viña. Desde siempre La Boella ha jugado un papel importante en la zona, tanto agrícola como social.

El primer dato histórico que nos consta es de la Época Medieval, en un manuscrito del año 1150, que certifica la donación de estas tierras por parte del Príncipe de Tarragona a un matrimonio (Huch y su esposa Eva) con el El objetivo de cultivar las tierras.

Desde 1990 podemos hablar ya los aceites La Boella tal y como los conocemos hoy en día.